lunes, 27 de agosto de 2007

Confesiones de un corazón roto


Todo gay tiene su momento de crisis existencial, en las que incluyo el temor a que los padres se enteren que sos homosexual.
Pero la vida continúa y muchas veces somos tan ingenuos o nos queremos hacer los que tapamos el sol con un dedo, que muchas veces pensamos que nadie nos ve en ninguna parte, y que somos extremadamente inteligentes que hacemos nuestras cosas con extrema discreción.
Pues no señores, cuando menos queremos que nos vean…es cuando más gente nos ve…asi es de triste la realidad.
Más fingimos, más forzamos las cosas, es cuando más demostramos nuestra homosexualidad a flor de piel.
Bueno la reflexión ya esta hecha y les comento mi triste y larga historia.
Recién estuve en la ciudad de La Paz, y tuve que contarle a la hermana de mi madre que soy homosexual…parece tarea fácil, pero estuvo planeado por muchas semanas de anticipación.
Desempolvemos un poco el libro rosa de INVENCIBLE….en Mayo del año pasado me anime a ir a boliches gay y a empezar a tener una actividad sexual con personas de mi mismo sexo.
En Agosto del año pasado fingí una relación con una amiga lesbiana, para tener una pantalla frente a la sociedad.
En diciembre viaje a Tarija y llegaron rumores de que soy homosexual y que me declaré frente a toda la universidad…lo cual es completamente falso.
Retorné de Tarija y terminé con mi adorada novia, después de eso tengo un primo en España con el cual sucedieron algunas cosas cuando éramos adolescentes, y resulta que este individuo comienza a difamarme que soy homosexual.
Pronto mi madre le cuenta a su hermana que piensa que me prostituyo y utilizo drogas. Aparte que encontró una tarjeta del hotel los Tajibos…
Voy a la Paz y le cuento a mi tía..y pum..explota la bomba un Sábado cuando ya estaba listo para irme de juerga.
Mi madre se puso a llorar, fue una escena muy emotiva…pero yo tuve que aclarar que no es motivo de tristeza si no mas bien e ser fuerte y apoyarnos para pelear con una sociedad marcada de machismo y llena de gente homo fóbica.
Al final mi madre dijo que solo quería mi felicidad y que por este camino que he decidido iba a sufrir mucho, pero que me apoya incondicionalmente.
Buena respuesta, ya que todos esperábamos que mi madre actué de otra forma, ya que es muy hormonal y dramática.
Para ello como buen Homosexual tengo que enseñarles muchas cosas y yo aprender de ellos, pero sobre todo sacar los estereotipos que tiene de los gays.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

el apoyo de la familia es muy inportante, vas aver lo bien que te sentis depuej de todo de ser vos con los que mas queres y te quieresn, para mi fue increible tener ello.

a Silvia dijo...

Me alegra que una de las personas mas importantes sepa todo, eso hara que te sientas mas seguro.
Un beso y abrazo.

EDGAR dijo...

QUE BIEN POR VOS AHORA SOY IO QUIENNECESITA TODA LA SUERTE DEL MUNDO POR QUE LA VOY A NECESITAR UN BESOT Y UN ABRAX¡ZOT